Quantcast
El tiempo en: Campo de Gibraltar
Miércoles 17/08/2022  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Curioso Empedernido

Ni que decir tiene

Ni que decir tiene que todo este cumulo de cosas le hacia parecer desvinculado de la realidad e inseguro

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Juan Antonio Palacios.

Me gustaría contarles un cuento  de las hazañas y desventuras de un protagonista que podríamos ser cualquiera de nosotros, pero al que en esta ocasión quiero que sean ustedes los que le pongan nombre  e incluso cambien a su gusto lo que es capaz de hacer y porque nos asombra.

Siempre andaba preocupado por su crecimiento personal . Se sentía diferente e independiente de cualquiera . No se dejaba convencer por nadie ni con ningún argumento . Creía que podía ir por la vida haciendo lo que le daba la gana . Era un gran egoísta,

Ni que decir tiene que no reconocía autoridad alguna , no daba valor a nada fuera de sí mismo y era incapaz de aplaudir los méritos de los demás por muy merecidos que fuesen. Perdía los papeles con frecuencia y estallaba en exabruptos , no siendo capaz de contener su verbo con el silencio o dicho de otra manera de no perder la ocasión de estar callado en lugar de meter la pata.

Probablemente ustedes ya le habrán puesto nombre y tal vez  apellidos, yo si me lo permiten me voy a mojar y le llamaré Agatón , eterno candidato a todo y sin llegar a ser nada , victima de sus miedos y sus palabras a destiempo.

Empleaba expresiones y palabras soeces de forma gratuita y sin ningún motivo . No lograba ni por casualidad de acompasar el tono y con frecuencia no solo perdía el compás sino que no alcanzaba a encontrarlo y sus expresiones eran casi siempre la de un solista desafinado, salvo las raras ocasiones en las que conseguía estar callado.

Era especialista, ni que decir tiene , de crear en su entorno un atmósfera pesimista , un ambiente casi de funeral , pero sin chistes.. Entre pasadas y posados , no era capaz de asombrar ni de sorprender, ni en su soltería con las buenas ideas ni en su casamiento con las barbaridades y obsesiones, que le hacía aparecer cada día más como un personaje más ridículo.

Se resistía a hacer lo quele recomendaban  otros con insistencia , dimitir e irse, dar paso a nueva gente y estrategias fuera del NO, Su negatividad le estaba pasando factura . Se pasaba más tiempo pastando que pactando y logrando avanzar.

Entre visiones y vistazos, ajustes y reajustes, casi siempre comenzaba la casa por el tejado en lugar de por los cimientos,y era persistente en sus errores dominado por intrigas , miedos y odios,  Sus enfados y cabreos se habían hecho famosos entre propios y extraños.

Ni que decir tiene que todo este cumulo de cosas le hacia parecer desvinculado de la realidad e inseguro, y no había nadie que le satisfaciera o le confortara  y aparecía como frágil y fragmentado , si no soltaba todo aquello que le hacía sufrir.

El era consciente y se había  dado cuenta que como muchos otros seres corrientes que forman parte de este mundo de la globalidad , que los pagamos nuestros impuestos y vivimos en un piso de VPO y que estamos perfectamente desinformados a través de los medios de comunicación , la realidad nos demuestra que somos unos ingenuos y que no sabemos casi nada de lo que dicen contarnos.

Había comprobado que no era capaz de irse y abandonar, a pesar de considerarse mayor , desfasado y antiguo , y observaba todo con cierta distancia , incluso con cierta intrusividad e inconsistencia , y al final del cuento se dio cuenta que necesitaba la dependencia y la cercanía de aquellos que les demostraran su cariño y afecto y que era la hora de mirarse al espejo sin engaños ni disimulos, jugándose la gloria en cada segundo, para alcanzar su verdad.

TE RECOMENDAMOS