Quantcast
El tiempo en: Campo de Gibraltar
Sábado 04/02/2023  

Campo de Gibraltar

El piloto del helicóptero que cayó al mar en San Roque niega haber culpado al copiloto

El comandante explicó al juez "siempre desde un punto de vista estrictamente técnico" cómo se desarrolló la operación cuando perseguían a una narcolancha

  • Imagen del helicóptero accidentado el pasado 11 de julio de 2021 -

El Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla) ha negado este viernes que el piloto del helicóptero del servicio de Vigilancia Aduanera que cayó al mar el 11 de julio de 2021, en un accidente en el que murió un funcionario de Vigilancia Aduanera, culpara del accidente a su copiloto y al fallecido

El comandante que pilotaba el helicóptero, A.O., que declaró esta semana como investigado ante el juzgado mixto número 1 de San Roque (Cádiz), explicó al juez "siempre desde un punto de vista estrictamente técnico" cómo se desarrolló la operación cuando perseguían a una narcolancha, y la nave cayó al mar, indica el Sepla.

Tras explicar la operativa, la juez decidió suspender la declaración del copiloto del helicóptero siniestrado en calidad de testigo prevista para el pasado 23 de noviembre y citarle, esta vez en calidad de investigado, "al entender que en este tipo de operaciones ambos tripulantes desempeñan una concreta y reglada función en la operación", uno al mano del vuelo y el segundo al de las comunicaciones.

Entre las circunstancias que la defensa del piloto, que ejerce un abogado de Sepla, señaló durante la comparecencia fue que a éste le faltó una referencia del bariómetro sobre la velocidad a la que estaba descendiendo al nivel del agua. El letrado también preguntó si el fallecido, funcionario de Vigilancia Aduanera, no había realizado desde 2013 los cursos específicos para reaccionar ante este tipo de circunstancias, que "no son obligatorios, son recomendados".

En ningún momento la defensa del piloto pidió que se investigase al copiloto o le culpó del accidente, ni al fallecido, a quien le unía una amistad de más de 15 años, según ha indicado a EFE.

Además del piloto, acusado de homicidio por imprudencia por una de las acusaciones particulares que representan a una parte de la familia del fallecido, esta semana ha comparecido en el juzgado el jefe de la Unidad Combinada de Aduanas de Algeciras, que, según el abogado de Sepla, ha negado haber recibido quejas formales ni informes en los que se alertaba de que el comandante solía pilotar de forma temeraria los helicópteros.

La abogada de la acusación particular, Reposo Carrero, ha insistido este viernes a EFE en que la causa por la que la jueza suspendió la declaración del copiloto del helicóptero como testigo para citarlo como investigado fue que el piloto "lo responsabilizó de lo sucedido, cuando la culpa fue suya por ser el comandante de la nave".

El copiloto está citado a declarar como investigado el próximo 23 de enero, el mismo día en el que se verá la petición de esta acusación para que se inhabilite al piloto y se le prohíba pilotar, ya que, pese a lo sucedido, "sigue haciéndolo y de la misma manera".

La abogada asegura que el funcionario que resultó fallecido había enviado correos electrónicos a la Agencia Tributaria y a Vigilancia Aduanera advirtiendo de que pilotaba de forma "temeraria".

Carrero asegura que estos correos han sido presentados en el juzgado porque, "en ellos advertía sobre las maniobras peligrosas que realizaba el piloto" y que también, según ella, llevó a cabo tanto el día de los hechos como "el pasado verano en Sanlúcar de Barrameda, donde casi hubo un accidente parecido, pues sigue pilotando a baja altura".

Sin embargo el letrado del piloto ha indicado que en la comparecencia él mismo solicitó que se entregasen esos correos al juzgado, pues hasta el momento, no constan.

El accidente ocurrió la noche del 11 de julio a unos 50 kilómetros al este de Sotogrande, en San Roque, cuando, durante la persecución a una narcolancha, el helicóptero perdió altura y se precipitó al mar; dos de sus ocupantes, el piloto y el copiloto, pudieron salir de la nave y sacar de la misma al observador, que estaba inconsciente en ese momento.

El observador llegó a tierra con vida, pero entró en parada respiratoria y las maniobras de reanimación que se le practicaron no pudieron salvarlo.

En la causa está personada la operadora del helicóptero, Eliance, y el piloto, así como la fiscalía y dos acusaciones particulares.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN