El tiempo en: Campo de Gibraltar
Miércoles 28/02/2024  

Cádiz

“La industrialización de la construcción es camino por recorrer, no meta por alcanzar"

Jacob Jiménez, Ingeniero Técnico Industrial, el director de operaciones de DSA cree que el entorno de trabajo cambia y se necesita ayuda de otros agentes

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiAndaluc�a Informaci�n

Ingeniero Técnico Industrial y miembro del Colegio Oficial de Graduados e Ingenieros Técnicos de Cádiz (COGITI Cádiz), el director de operaciones de DSA asegura que el entorno de trabajo cambia y se necesita la ayuda de otros agentes industriales

Un pequeño robot sorprendía en el stand informativo de COGITI en ExpoConstruye. El mundo cambia, evoluciona, y el sector de la construcción, por muy clásico que sea en origen y formas, no permanece inalterable a estas turbulencias. La automatización es una realidad y se implementan nuevas fórmulas, como la fabricación ‘out site’, que se alejan de la típica imagen de esos trabajadores sobre los andamios y levantando cimientos desde el propio terreno.

“Pero la industrialización del sector es un camino aún por recorrer, no una meta por alcanzar”, reflexiona Jacob Jiménez, colegiado de COGITI y director de operaciones de DSA Group en Jerez de la Frontera. Jacob ofreció una conferencia en el Auditorio Porcelanosa en la que desgranó el momento actual y las claves de un futuro que aunque parezca incierto se antoja similar al de los otros sectores laborales.

“Agradezco que el mundo de la construcción incluya a nuestro gremio (Ingenieros Técnicos Industriales) en estas jornadas porque la automatización de la construcción ya es el sendero por el que transitamos. Pero debemos comprender que esto es un camino por recorrer y no un fin, porque la tecnología va avanzando”, reflexiona.

Jacob Jiménez realizó un recorrido histórico para contextualizar el momento actual. En los dos últimos siglos se ha vivido la primera Revolución Industrial; le seguía la de los años 20, de Henry Ford y las cadenas de montaje. Se dio el paso a la automatización como tercera etapa, en la que las acciones repetitivas de los trabajadores empiezan a ser automatizadas por la tecnología. ¿Y ahora? “En esta revolución tenemos tecnologías, fábricas, pero hay que buscar y encontrar las ideas. Es la Revolución del Por qué”.

Esa es la clave. Está la tecnología y ahora queda buscar dónde aplicarla. “Un buen ejemplo es el servicio de Uber o Cabify. Contábamos desde hace tiempo con la localización y a alguien se le ocurrió la utilidad en el transporte e ideó este servicio. Hay una posición inicial y una final. Hay un por qué o un para qué. La automatización al servicio de las ideas”.

En la construcción “nos creemos especiales, como le ocurre a todos, pero no estamos haciendo nada distinto a lo que hacen otros”. Y considera que “la automatización la marcará el mercado”. En la actualidad hay tres retos a los que hay que enfrentarse: “el aumento de la productividad, la trazabilidad y el ahorro de costes”. Y la gran pregunta: “¿Cómo podemos solucionarlo?”.

“Pues ante estos cambios, o te aclimatas, o te aclimueres”, sentencia Jacob. “Unir ExpoConstruye y contar con los ingenieros industriales es la forma de romper los clichés y los paradigmas. El camino va por aquí y estos son los nuevos agentes”.

Entiende la incertidumbre porque esa famosa curva del sociólogo Everett Rogers afecta a todos en las diferentes etapas de la historia, se atisba en cualquier proceso de cambio. “Ahora mismo estamos al 1% de este camino. El de los visionarios y el de aquellos emprendedores que tienen que liderar”. Y ¿qué hay entre los emprendedores y la mayoría? “El abismo. Por eso, los emprendedores han de ser evangelizadores”, ir predicando la palabra y convenciendo con hechos, porque hay una cosa clara: en el futuro “las viviendas serán automatizadas”.

Para dar estos pasos con aplomo y seguridad hay que tener un objetivo claro y elegir “buenos ‘partners’ para la ingeniería conceptual”, los mejores compañeros de viaje. “Adoptar las tecnologías robustas para procesos flexibles e introducir en el proceso el concepto de trazabilidad. Todos los sectores que han pasado por aquí, para tener éxito han debido hacer esto”.

LAS CONCLUSIONES DE LA CONFERENCIA DE JACOB JIMÉNEZ

A modo de conclusión, Jacob Jiménez estableció seis claves para arrojar algo de luz sobre un futuro demasiado presente:

1) La industrialización del sector es un camino, no una meta, y ya se ha iniciado como pasó en otros sectores (textil o automoción)

2) La adopción de la innovación tiene sus fases definidas y el sector se encuentra aún en la de los visionarios

3) Hay un nuevo entorno de trabajo y nuevas calificaciones profesionales, así que se requiere la ayuda de otros agentes industriales

4) Se debe apuntar hacia la automatización industrial. La fabricación tradicional en ‘out-site’ es una meta volante, no el objetivo

5) Es imprescindible tener un proyecto conceptual previo a la automatización para definir los objetivos

6) La trazabilidad es el vehículo de la producción industrial. Lo que no se mide no se puede mejorar

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN