Quantcast
El tiempo en: Campo de Gibraltar
29/01/2023  

sociedad

La justicia reconoce que la geolocalización es un dato personal

Medio año después de ese recurso, tanto la AEPD como la Audiencia Nacional han dado la razón a Noyb

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • APLICACIONES -

La ONG austríaca "Noyb" informó este miércoles de que la Justicia española y la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) han reconocido, en aplicación de la normativa comunitaria, que los datos de geolocalización son datos personales.

En un recurso planteado por Noyb, la Audiencia Nacional anuló una decisión de la AEPD en la que sostuvo que la empresa Virgin telco había actuado conforme a la ley al denegar a sus clientes el acceso a sus datos de geolocalización.

"Nos sentimos muy satisfechos con esta decisión. Cabe esperar que ahora los datos de geolocalización se traten desde el principio como datos personales", dijo Felix Mikolasch, un jurista de la ONG.

Noyb, cuyas siglas proceden de la expresión inglesa "None of your business" ("No es asunto tuyo"), es una iniciativa del activista austríaco Max Schrems, conocido porque una de sus demandas tumbó el anterior acuerdo de transferencia automática de datos personales de ciudadanos europeos a Estados Unidos.

Esta ONG, especializada en protección de datos, indicó en un comunicado que recurrió la decisión de la AEPD al sostener que la información sobre geolocalización es un dato personal y debe facilitarse en virtud del derecho de acceso garantizado por la normativa de la Unión Europea.

Medio año después de ese recurso, tanto la AEPD como la Audiencia Nacional han dado la razón a Noyb.

El caso comenzó cuando un cliente español de Virgin telco solicitó, en base al derecho comunitario, acceder a sus datos de geolocalización, y al serle denegados presentó una reclamación ante la AEPD. La agencia española dio la razón a la empresa y Noyb recurrió esa decisión en junio de 2022.

Noyb defendió que existe un derecho fundamental de acceso a los datos personales y, aunque todos los proveedores de telecomunicaciones en España están obligados a almacenar datos de geolocalización de sus clientes, también deben facilitar esa información a los usuarios en caso de ser solicitada.

Además, la ONG sostiene que la decisión de la AEPD no estuvo bien justificada ya que Virgin telco se negó inicialmente a proporcionar los datos de geolocalización, argumentando que solo las autoridades durante investigaciones penales podían tener acceso a los mismos.

Después de evaluar la argumentación de Noyb, la AEPD reevaluó el criterio inicial, Virgin telco hizo lo propio y, finalmente, la Audiencia Nacional anuló la decisión inicial de la AEPD.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN