El tiempo en: Campo de Gibraltar
Sábado 02/03/2024  

Campo de Gibraltar

Verdemar recurre contra la planta solar en los llanos de Barría, Jimena

Se van a ocupar más de 100 Has que modificarían el cauce del río y su entorno protegido

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Vega de Barría. -

La vega de Barría se constituye por los efectos hidrológicos generados en el sistema montañoso que compone la sierra del Aljibe, hoy día Alcornocales. Se trata de una singularidad geológica no sólo en la Comarca del Campo de Gibraltar sino en la Provincia de Cádiz,   suponiendo una de las mayores o la mayor vega de inundación aluvial.

La zona en la que se va a desarrollar “un proyecto solar” está dentro del ámbito de aplicación del Plan de Conservación y Recuperación de Aves Necrófagas, es territorio de águilas perdiceras y culebreras. En la zona se encuentran otras aves protegidas.

Esta acumulación de proyectos es insostenible e inapropiada por su ubicación y va a suponer la desaparición de la campiña de Jimena de la Frontera que  constituye un valor paisajístico digno de protección, así como de muchos puestos de trabajos rurales.

No se están teniendo en cuenta los  impactos acumulativos de estas instalaciones. Falta  un estudio acumulado en el que se tome en consideración el riesgo que implicaría la instalación de miles de hectáreas de parques fotovoltáicos  y eólicos en el Campo de Gibraltar y Málaga.

Estos emplazamientos van a sembrar la ruina de estas campiñas y bajo una tela de araña colapsarán la subestación del Pinar de Rey en San Roque, Cádiz. A todas luces estos son técnicamente imposibles de llevarse a cabo.

Verdemar Ecologistas en Acción seguirá recurriendo a este proyecto. Este tipo de formación de suelos, proveniente de reiteradas y continuadas aportaciones por sedimentación, confieren unas características inigualables para el uso agrícola de los mismos, siendo suelos profundos, sin piedras, sueltos y muy fértiles por su alto contenido en limos. 

Del mismo modo, al tratarse de un fondo de valle y relativa cercanía a la capa freática, permiten una muy buena adaptación de los cultivos de secano a las necesidades hídricas que estamos viviendo y que, al parecer, nos sobrevendrán.  Es decir, los suelos agrícolas de vegas de inundación son los más resistentes desde el punto de vista productivo a la sequía, permitiendo una menor, pero certera producción de alimentos, posibilidad que no existe en áreas de cultivos en cerros o pendientes colindantes.
 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN