El tiempo en: Campo de Gibraltar
Jueves 18/07/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Campo de Gibraltar

Una empresa familiar de Tarifa de pesca de atún, primera de España en lograr el sello MSC

Es la tercera pesquería de atún del mundo que logra la certificación sobre sostenibilidad

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai

Pescadores de JC Mackintosh.

Pescadores de JC Mackintosh.

Pescadores de JC Mackintosh.

"Un hombre, un anzuelo, un atún rojo" es la ley de JC Mackintosh, una empresa familiar con sede en Tarifa que se ha convertido en la primera pesquería española de esta preciada especie que consigue el certificado de sostenibilidad Marine Stewardship Council (MSC), una "ecoetiqueta" con la que viaja a los mercados internacionales más exigentes y concienciados.

Nacida en 2015, la pesquería, la tercera de atún que consigue esta calificación en el mundo, es también la primera andaluza en obtener este sello azul que acredita su respeto por el mar, un parámetro cada vez más exigido por los consumidores.

Con tres embarcaciones ("Barbara y Sandra", "Daserbe" y "María Inmaculada"), la compañía pesca, siembre bajo pedido, en aguas del Estrecho de Gibraltar, uno a uno y con procesos artesanales como la línea de mano, el 'greenstick' y la caña de mano.

A diferencia de las almadrabas, que pescan atunes de unos 300 kilos en primavera, la época en la que llegan del Atlántico para desovar en el Mediterráneo, cuando más jugosos están, esta pesquería trabaja todo el año, con atunes de menor tamaño, con el mínimo de 30 kilos que marca la legislación.

Atraídos por los cebos que arrojan al mar desde los barcos, los atunes muerden un anzuelo de un hilo de pescar, tras lo que reciben una descarga eléctrica que los aturde.

Después dos hombres, con unos ganchos los levantan a pulso desde el mar para depositarlos sobre unas colchonetas en el barco.

Allí, otro tripulante practica de inmediato la técnica de sacrificio japonesa "ike jime", introduciendo una barrilla de fibra de carbono que le alcanza la médula y les causa una muerte sin sufrimiento.

En el mismo barco, al instante, se le sacan las vísceras al atún, se le desangra y se le mete en un recinto de agua nieve, para bajar lo más rápido posible la temperatura.

La pesquería se ha dotado además de un innovador sistema de comercialización propio, que evita las subastas en lonja y saca mayor rendimiento económico a su actividad.

Los envía frescos, en plazos de 24 horas, a destinos nacionales y de 48 horas a lugares como Estados Unidos o Emiratos Árabes, en un proceso con el que sus clientes pueden seguir al detalle cada paso que dan los atunes que han comprado.

Casi el 19% del pescado mundial

Los atunes llegan presentados por el sello azul MSC, que ostentan ya los productos de 539 pesquerías de 59 países, lo que supone que casi el 19% de las capturas mundiales cumplen los requisitos de la organización que acreditan sus buenas prácticas.

En la flota española un total de diez pesquerías, con 448 barcos que capturan 413.186 toneladas, cuentan con este certificado ambiental. España es por tanto un país que tiene un porcentaje de capturas sostenibles superior a la media, de más de un 30 %.

Una ecoetiqueta con más de veinte años

"Después de una década en la que se constató a nivel mundial, y en especial varias pesquerías muy importantes como en Terranova, que la pesca estaba enfrentando muchos problemas por la sobreexplotación, con gran impacto sobre el ecosistema, la FAO y muchas organizaciones se dieron cuenta de que no se podía seguir así", cuenta Julio Agujetas, de MSC.

Fue entonces cuando la organización conservacionista WWF y el gigante del comercio Unileber decidieron crear una "ecoetiqueta" que certificara qué productos han sido extraídos de una manera respetuosa con la especie y con el medio ambiente, para que pudieran reconocerse en el mercado.

Para desarrollar ese objetivo nació MSC, que concede el sello en base a los estudios que hacen unas auditoras independientes evaluando una veintena de parámetros.

Uun ejemplo para una especie recuperada

JC Mackintosh es un ejemplo de una pesquería que cumple los parámetros: sus capturas garantizan el mantenimiento de una especie, el atún rojo del Atlántico, que supone un caso de éxito de la colaboración internacional en la lucha por la sostenibilidad de la especie.

Ante su alarmante disminución por la sobrepesca, en 2007 se estableció un plan de recuperación y gestión que ha tenido tanto éxito que la población se ha recuperado al punto de que, según pescadores de la zona, es tan elevada que pone en peligro a otras especies de las que se alimenta.

Juan Carlos Mackintosh, el empresario que creó la primera pesquería de atún rojo con sello MSC en España, cree que es tiempo de que esta sobrepoblación de atunes rojos en el Estrecho beneficie y haga sostenibles a pequeños pesqueros de la zona para los que su empresa puede servir de ejemplo.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN