El tiempo en: Campo de Gibraltar
Viernes 21/06/2024  

Campo de Gibraltar

Red Eléctrica inicia las obras del cable con Ceuta aunque San Roque advierte que no puede

El proyecto no tiene aprobada la Evaluación Ambiental Estratégica, afirma el Ayuntamiento

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Manifestación contra la subestación. -

Red Eléctrica ha iniciado las obras de la interconexión eléctrica entre la península y la Ciudad Autónoma de Ceuta bajo serias advertencias del Ayuntamiento de San Roque.

El proyecto ha recibido, según Red Eléctrica, la Autorización Administrativa Previa por parte del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico a pesar del amplio rechazo que sufrió el proyecto en La Línea, donde inicialmente se pensaba levantar una subestación en Los Portichuelos, que se descartó por presión popular; y luego en San Roque, donde se implicó en contra el propio alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, así como grupos ecologistas.

El Ayuntamiento de San Roque ha advertido a Red Eléctrica de España que no puede ejecutar obras en el municipio, en concreto en la subestación de Puente Mayorga para la interconexión Península-Ceuta porque el proyecto no tiene aprobada la Evaluación Ambiental Estratégica

El alcalde de San Roque, Juan Carlos Ruiz Boix, ha reiterado que el Ayuntamiento mantiene su postura “rotunda y contundente” de rechazo al proyecto de Red Eléctrica, “al que vamos a poner todas las trabas posibles y vamos a recurrir donde procede, que es en los tribunales, para exigir que cuente con todas las licencias y todos los informes favorables. Y por supuesto, vamos a mostrar en la calle ese rechazo social a ese proyecto y a la insensibilidad de Red Eléctrica con la barriada de Puente Mayorga”.

Las obras para la interconexión eléctrica entre la Península y Ceuta, cuyo inicio ha anunciado hoy Red Eléctricaa a ambos lados del Estrecho, no se podrán ejecutar en el término municipal de San Roque, según advierte el Ayuntamiento, que avisa que el proyecto no cuenta con la aprobación de la Evaluación Ambiental Estratégica.

El alcalde de San Roque, Juan Carlos Ruiz Boix, ha recordado que el Pleno del Ayuntamiento ha aprobado con la unanimidad de todos los grupos políticos dos mociones en las que se rechaza los planes de Red Eléctrica de ampliar y construir una nueva subestación en la barriada de Puente Mayorga.

Desde el Ayuntamiento de San Roque se ha recibido hoy con extrañeza la información difundida por Red Eléctrica a los medios de comunicación en las que asegura que ha iniciado las obras tanto en la Península como en Ceuta, una vez el proyecto ha recibido la Autorización Administrativa Previa por parte del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico.

Esta afirmación de Red Eléctrica no es cierta, toda vez que este proceso administrativo está aún pendiente de resolución, dado que el Ayuntamiento de San Roque dispone de plazo hasta el próximo día 18 para presentar nuevas alegaciones a las ya remitidas y sobre las que Red Eléctrica ha contestado. Por tanto, a día de hoy no se ha resuelto el expediente de Autorización Administrativa Previa.

El Ayuntamiento, por tanto, señala que las obras no se pueden iniciar en el término municipal de San Roque, porque el proyecto no solo carece de la Autorización Administrativa Previa, sino que además no cuenta con un informe favorable de Evaluación Ambiental Estratégica.

Por ello, a mediados de abril se le notificó a Red Eléctrica un decreto un expediente de restitución de la legalidad urbanística por la ejecución de obras sin licencia, consistentes en la tala y poda de varios pies de eucaliptos en la parcela que forma parte del Área Libre Industrial 7 del PEYSI, propiedad de Cepsa.

La Evaluación Ambiental Estratégica de la que aún no dispone el proyecto de interconexión Península-Ceuta, debe contemplar también una Evaluación del Impacto sobre la Salud, de acuerdo con lo dispuesto en la Ley 16/2011.

El Ayuntamiento recuerda que el proyecto de interconexión carece en la actualidad de un informe favorable que descarte el impacto sobre la salud que supondría la construcción de una nueva subestación a escasos metros de un colegio y de bloques de vecinos de Puente Mayorga, una barriada que soporta ya importantes servidumbres industriales y energéticas como para acoger nuevas subestaciones que, en su día, se proyectaron en otro municipio cercano en un proyecto inicial que se modificó precisamente por la presión vecinal, a pesar de que dicha subestación se pretendía ubicar lejos de cualquier núcleo residencial.

Desde el Ayuntamiento de San Roque se insiste en señalar que la ampliación de la subestación existente en la barriada de Puente Mayorga, utilizando para ellos los terrenos de la denominada Área Libre Industrial 7, es incompatible con la ordenación urbanística prevista en el Plan Especial y de Seguridad Industrial (PEYSI), aprobado en el año 2018, y con la calificación del suelo previsto en el PGOU vigente.

La nueva subestación eléctrica de 132 kV no puede construirse en la ALI 7, tal y como proyecta Red Eléctrica, toda vez que la normativa urbanística define las ALI como “espacios libres en las áreas industriales” y son, por tanto, corredores entre industrias y separadores de actividad.

Además, el PEYSI contempla en estos terrenos la creación de un nuevo viario paralelo a la carretera CA-34 fundamental para la seguridad y salidas de emergencia para la autovía.

La construcción de una nueva subestación en la ALI 7, además, requeriría de un nuevo estudio hidráulico-hidrológico que contemple que se trata de una zona potencialmente inundable, lo que hace inviable ubicar allí una subestación eléctrica.

El proyecto de interconexión eléctrica, que ya contaba con Declaración de Impacto Ambiental favorable, viene recogido en el Plan de desarrollo de la red de transporte 2021-2026, aprobado en consejo de ministros. La interconexión mejorará sustancialmente los niveles de seguridad y calidad en el suministro eléctrico de Ceuta, constituyendo un proyecto clave en la vertebración territorial.

Las obras comienzan de manera simultánea en ambos extremos. Durante su ejecución, Red Eléctrica trabajará de manera coordinada, con los ayuntamientos y autoridades implicadas, para reducir al máximo el impacto de los trabajos en la población y el uso normal del espacio público por parte de la ciudadanía.

Un proyecto estratégico

La puesta en servicio de la interconexión será determinante para el impulso de la economía ceutí y la reducción de su dependencia de combustibles fósiles, contribuyendo a la descarbonización del sistema y al avance de la transición ecológica de nuestro país.

Con este nuevo enlace, Ceuta se incorporará al sistema eléctrico peninsular, beneficiándose de su cuota de generación renovable, que se traducirá en una reducción de gases de efecto invernadero, estimada en unas 300.000 toneladas al año, lo que redundará en una mejora de la calidad del aire en la ciudad autónoma y en todo el Estrecho de Gibraltar, contribuyendo a lograr los objetivos para 2030 del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima.

A la vez, la interconexión eléctrica favorecerá un régimen eléctrico más eficiente que, al sustituir energía de alto coste procedente de la actual central térmica de Ceuta por energía proveniente de la Península, permitirá ahorros para el sistema eléctrico, que se verán repercutidos en la factura de los consumidores.

La interconexión eléctrica con Ceuta supone un antes y un después para el sistema eléctrico de Ceuta y el marco de oportunidades de la ciudad, además de un avance fundamental para la consecución de los objetivos de Transición Energética de nuestro país.

Un proyecto sostenible e integrado en el entorno

La tramitación del proyecto ha contado con procesos de información pública que garantizan la participación de la sociedad en su definición. Como resultado de ello, se han incorporado mejoras que han contribuido a optimizar el diseño desde el punto de vista técnico, social y medioambiental.

El cable submarino dispone de un diseño de tecnología avanzada, con aislamiento seco. Se trata de un enlace de doble circuito a 132 kV, con una longitud de 58 km, que discurre por el fondo marino a una profundidad máxima de 900 metros bajo el nivel del mar y que se protegerá en todo su recorrido frente a agresiones externas.  En Ceuta, en la parte terrestre del trazado, el cable irá soterrado. La transición de la instalación tierra-mar, se realiza mediante la técnica de perforación horizontal dirigida que evita cualquier afección a las playas o zonas de baño, así como cualquier afección a especies protegidas en la primera línea de aguas, siguiendo un trazado marino que permite compatibilizar la instalación con otras infraestructuras acuícolas de la zona.

En el lado peninsular, el proyecto contempla actuaciones en el interior de la subestación de Algeciras 220 kV, dentro del edificio existente, que se unirá mediante conexión subterránea a un nuevo parque de transformación anexo, con tecnología GIS, lo que permite que sea una solución muy compacta, cuatro veces inferior a una ampliación estándar. Las modificaciones que se realizan en la subestación existente, además de no ampliar las dimensiones de la misma, introducen mejoras en la red de transporte que permitirán dotar al municipio de la posibilidad de atender nuevas demandas eléctricas, esenciales para su desarrollo económico y social.

Toda la actuación estará integrada en un espacio que consta de instalaciones e infraestructuras industriales y que se verá regenerado una vez finalicen las obras, con mejoras en el entorno.

Por su parte, las líneas eléctricas que enlazan con el tramo submarino serán íntegramente soterradas, eliminando cualquier impacto visual, más allá de la ejecución de la propia obra. Este soterramiento, en el lado peninsular, sigue un trazado periurbano en el término municipal de San Roque, al igual que ocurre en la mayoría del trazado que discurre por el término municipal de La Línea de la Concepción, aprovechando infraestructuras y viales ya consolidados, en paralelo con los servicios públicos habituales.

La transición tierra-mar de la infraestructura se realiza también mediante perforación dirigida, lo que permite ejecutar los trabajos sin afección a la playa o a las zonas de baño. 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN