Quantcast
El tiempo en: Campo de Gibraltar
Sábado 17/04/2021

Jerez

La cría de lince ibérico nacida en marzo pasa con éxito su primer chequeo médico

Será puesta en libertad a principios de 2022 en una de las zonas de reintroducción de esta especie

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
  • Una imagen de la cría de lince nacida en el Zoobotánico de Jerez.

El equipo del Zoobotánico de Jerez llevó a cabo este miércoles el primer chequeo del cachorro de lince ibérico nacido el pasado 7 de marzo en estas instalaciones.

El examen transcurrió con normalidad, se prolongó por espacio de unos siete minutos y se realizó justo cuando la cría alcanzaba los 31 días de vida.

El destino de este ejemplar será su liberación en una de las zonas de reintroducción a principios del año que viene.

El chequeo se realizó en escasos minutos para no estresar ni a la cría ni a su madre, pudiéndose comprobar que su estado y desarrollo general son muy buenos.

Durante este examen se comprobó que se trata de una hembra con un peso de de 877 gramos y una longitud de 30 centímetros.

Además se efectuaron recogidas de muestras de la boca y la faringe, se examinó su frecuencia cardíaca y fue desparasitada.


El delegado del Zoobotánico, Rubén Pérez ha felicitado al Programa de Conservación ex situ del lince ibérico, por los nacimientos de este año y, por su gran  labor dirigida a la conservación de este felino, uno de los más amenazados del planeta.

Asimismo, ha mostrado su satisfacción porque la cría nacida, en las instalaciones jerezanas, se desarrolla sin problemas.

Cabe recordar, que la crianza del cachorro se produce en unas instalaciones que están fuera de la vista del público, aunque los visitantes han podido seguir sus evoluciones a través de un monitor junto a los ejemplares que sí están en exhibición.

Es importante mantener este aislamiento -de hecho sólo un cuidador entra diariamente lo mínimo imprescindible para poner la comida y limpiar los restos- pues estos cachorros van a ser puestos en libertad y deben ser animales esquivos y con miedo al ser humano para que tengan más opciones de sobrevivir en la naturaleza.

Los padres de este cachorro es la pareja reproductora conformada por Fárfara, nacida en abril de 2009 en el Centro de Cría de La Olivilla, en Jaén e Hidrógeno.

Este macho junto a Castañuela ha sido padre también, en el Zoo, en tres ocasiones siendo sus crías: Mosto, Nitrógeno, Neón, Pantana, Pimienta y Planeta.

Todos puestos en libertad en diversas zonas de reintroducción en los Montes de Toledo, Sierra Morena, de Ciudad Real, Guadiana en el Algarve portugués y en el Valle extremeño del Matachel.

COMENTARIOS