Quantcast
El tiempo en: Campo de Gibraltar
19/09/2021

Provincia de Cádiz

En pie de guerra contra el proyecto Atlanterra Golf

La Asociación de Vecinos pide paralizar la iniciativa de Grupo Q hasta garantizar el suministro de agua; Zahara de los Atunes advierte: “Aquí no cabe nada más”

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
  • Zona donde se ubica el proyecto Atlanterra Golf.

La Asociación de Vecinos de Atlanterra advirtió en junio que los desarrollos urbanísticos previstos solo deben seguir adelante si se ejecuta antes la infraestructura comprometida por el Consorcio de Aguas de la Zona Gaditana para resolver el histórico problema de abastecimiento con una canalización desde Barbate.

Por ello, fuentes de la entidad lamentan la decisión del Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía de agilizar los trámites para la puesta en marcha de Atlanterra Golf, proyecto impulsado por Grupo Q en el sector SA-1, frente al Hotel Meliá, en las inmediaciones de la Playa de Los Alemanes, y que contempla la construcción de un campo de golf, 1.035 viviendas, 1.372 habitaciones y espacios comerciales.

La asociación teme que la obra concluya antes de que Consorcio instale la tubería de 15 kilómetros de longitud y se ponga en servicio una nueva depuradora. Las mismas fuentes advierten de que no han tenido acceso a información detallada del proyecto que, según el alcalde de Tarifa, Francisco Ruiz, está en su fase final de redacción y estará ejecutado en dos años.

La salida de la Junta de Andalucía del ente consorcial y la dimisión de Víctor Mora como presidente alimentan igualmente las dudas sobre la viabilidad del proyecto de canalización, por lo que la Asociación de Vecinos de Atlanterra es partidaria, al contrario de lo que plantea el Gobierno autonómico, de que se paralice la concesión de licencias para el desarrollo hotelero.

El alcalde de la ELA de Zahara de los Atunes, Agustín Conejo, y Ecologistas en Acción rechazan el proyecto incluso si se garantiza el suministro de agua. En conversación telefónica, Conejo apunta que “la zona está saturada” turísticamente, “el verano ha sido de locos, aquí no cabe nada más”, por lo que no considera que lo idóneo sea frenar el proyecto, sino que hay que desecharlo.

“El encanto de la zona es su entorno natural, no entiendo que la Junta de Andalucía vuelva a apostar por el ladrillo”, lamenta. Además, indica que, mientras Tarifa recauda impuestos vinculados a la actividad turística, Zahara de los Atunes paga la factura de los servicios prestados, como la recogida de residuos o el mantenimiento urbano.  

COMENTARIOS