Quantcast
El tiempo en: Campo de Gibraltar
Lunes 27/09/2021
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Barbate

Apolo Jr. El Mago: “Las posibilidades de la magia son infinitas"

Javier Rodríguez se convierte en el primer mago titulado de la provincia de Cádiz tras graduarse en Ilusionismo por el Real Centro María Cristina de El Escorial

Publicidad AiPublicidad Ai
  • Apolo Jr El Mago.
  • Sus espectáculos están plagados de magia e ilusionismo, de espontaneidad, de técnica, habilidad y saber estar
  • "Como en la música, en magia los acordes ya existen pero las canciones las puedes crear tú mismo”, afirma
  • Tiene como referente a Juan Tamariz “con el que crecí y que considero el mago más grande de la historia”; y a otros como  Dani Daortiz o Mario López

Heredó su interés por la magia de su hermano mayor y con tan sólo nueve años ya participaba en sus shows por terrazas, celebraciones varias y escenarios. Ensayaba solo, le gustaba curiosear  y repetía los trucos que veía, mostrando una destreza especial para las artes mágicas y el ilusionismo desde pequeño. Ahora, a sus 26 años de edad, Javier Rodríguez Pérez, se ha convertido en el primer mago titulado de la provincia de Cádiz tras graduarse en Ilusionismo por el Real Centro Universitario María Cristina de El Escorial, Madrid, y se encuentra inmensamente satisfecho de poder dedicarse a aquello que le hace feliz.

El joven barbateño ofrece sus actuaciones de magia e ilusionismo y ya se plantea la organización de un festival e incluso una escuela en la provincia

“Tenía 14 años cuando llamaron a mi padre para que mi hermano actuara en un evento y como él estaba fuera me llevó a mí, esa fue mi primera aparición como Apolo Junior El Mago”, recuerda Javi, “y la experiencia me cautivó”. “Siempre pensé en estudiar una carrera y dedicarme a la magia como hobby, pero entonces me enteré de que existía una Universidad de Magia y todo cambió. Tan sólo me quedaba un año para acabar Contabilidad y Finanzas, pero gracias a mi padre, que siempre ha creído en mí, me fui para Madrid”, añade. “No te veo detrás de un mostrador actualizando cartillas, tú eres un mago”, fueron la palabras de su padre que hicieron que la balanza se decantaran por perseguir su sueño.

“Y fue la mejor decisión de mi vida”. Entre las paredes del Monasterio de El Escorial, con sus enigmáticos pasillos e imponentes torres, Javier Rodríguez se ha sentido como en Hogwarts, estudiando todas las ramas del ilusionismo (cartomagia, numismagia,mentalismo, grandes ilusiones, escapismo, hipnosis, etc.); así como artes escénicas (teatro, pantomima, sonido, iluminación, maquillaje, foniatría, etc.) y otras artes afines a la magia (sombras chinescas, pick pocket, ventriloquia, etc.); además de Historia de la Magia y el Ilusionismo como instrumento didáctico. Todas ellas impartidas por especialistas y magos de gran prestigio nacional e internacional como Jorge Blass, Junke, Jef tosan, Dani Daortiz o Jandro.

“La palabra magia lleva implícita el poseer poderes sobrenaturales, mientras que el ilusionismo es la capacidad para crear una ilusión”, diferencia Apolo Junior El Mago, aunque reconoce que “me gusta mucho la palabra magia porque considero que no sólo está en los trucos. La Magia es muy amplia y la podemos encontrar en las situaciones más cotidianas”, señala.

Sus espectáculos

Por ello, sus espectáculos están plagados de magia e ilusionismo, de espontaneidad, de mucha técnica adquirida, pero también de habilidad y saber estar.  Destrezas que ha adquirido con trabajo y constancia, teniendo como máximo referente a Juan Tamariz “con el que crecí y que considero el mago más grande de la historia”; y a otros grandes como  Dani Daortiz o Mario López y su ‘magia perversa’.

“La parte más difícil es la parte creativa, pero yo ya tengo mis creaciones, aunque también sigo unas rutinas. Como en la música, en magia los acordes ya existen pero las canciones las puedes crear tú mismo”, afirma Javi, quien ya puede presumir de haber actuado ante más de 10.000 personas en el Wizink Center (Palacio de los Deportes de Madrid) y que ha sido seleccionado para actuar en el gran Festival de Magia que se celebrará en la Cúpula del Milenio de Valladolid.

Mientras tanto, se encuentra embarcado en su primera gran aventura, a bordo de un ferry turístico que viaja de ida y vuelta de Huelva a Gran Canaria, ofreciendo sus espectáculos durante todo el verano.

Proyectos

Tras su periplo por en alta mar, “lo próximo que quiero”, piensa Javi, “es que me sigan saliendo actuaciones y tener hueco en más festivales e incluso organizarlos”. Además, no descarta ninguna de las salidas de la profesión, como, por ejemplo, dar clases o conferencias: “me encantaría mostrar este mundo mágico a todos aquellos que tengan curiosidad por conocerlo”, explica, y hasta crear una Escuela de Magia en la zona, “¿por qué no?”.

“Las posibilidades son infinitas y siempre hay algo que aprender y que crear”, sonríe al pensar que ya incluso ha hipnotizado a gente: “Hay personas que son muy reacias, pero la verdad es que mola, aunque mi personaje es dinámico, más divertido y, en ocasiones, la seriedad que requiere la hipnosis no va con él”.

Sin embargo, lo que más le preocupa a Apolo Junior El Mago es “vivir el momento, disfrutar y ser feliz” creando magia e ilusión con sus espectáculos por el mundo y, con especial cariño por la provincia de Cádiz y por Barbate. Si tienes la oportunidad de verlo, no lo dudes.

COMENTARIOS